viernes, 18 de febrero de 2011

MANIQUEISMO y ANTIMASONERIA por el H.·. Sandro

Si hay algo que debe caracterizar a nuestra augusta orden es la ausencia de maniqueísmo.
El maniqueísmo es justamente la antinomia de la masonería. Para mi modesto entender, una contradicción insalvable.
En términos históricos, dice Wikipedia, que el maniqueismo "es el nombre que recibe la religión universalista fundada por el sabio persa Mani (o Manes) (c. 215-276), que se creyó el último de los profetas enviados por Dios a la humanidad. El maniqueísmo se concibe desde sus orígenes como la fe definitiva, en tanto que pretende completar e invalidar a todas las demás. Al rivalizar en este sentido con otras religiones, como el zoroastrismo, el budismo, el cristianismo y el islam, de sus contactos con ellas se derivaron numerosos fenómenos de fusión doctrinal..."
Y en lo concreto podemos verla como el eco de una confianza en la perfección de uno mismo, de sus ideas y de su moral, y lógicamente, el supino desconocimiento de las ideas contrarias, e incluso invirtiendo el sentido de las mismas.
Yo pienso que el enemigo acérrimo de los masones es el maniqueísmo político  montado en la ideología visceral. 
Entiéndase, no estoy a favor de un relativismo a ultranza y, máxime en términos políticos, pero soy de la idea que la piedra comienza a pulirse, por ejemplo, cuando uno trabaja sobre estos conceptos, y derriba los propios fanatimos profanos.   
Desde esta humilde tribuna abogamos en contra del mismo.
Para terminar, una sencilla anécdota: 
Un Q.:H.: del taller en una cena fraternal dijo por lo bajo y entre bueyes perdidos, que él era un "poco kichnerista", bueno, esa MESURA, es la que debe primar en todo masón, máxime, en un Maestro. 
Seguiré aprendiendo de este gran H.:, comparta o no su ideas políticas.
TRIPLE ABRAZO FRATERNAL!

4 comentarios:

  1. Habria que pensarlo y explayarlo un poquito mas, pero me gusta tu idea, sobre todo en la politica y en la economia deberiamos aprender de la ciencia y la filosofia, cuyos postulados siempre esperan ser superados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que bueno que estas líneas funcionen como un disparador...

      Eliminar
  2. No soy masón, de hecho, soy anti-masón casi en todo, pero por librepensador estrictamente materialista y racionalista, no por criterios fundamentalistas católicos ni evangélicos. Es decir, que dentro que los respeto y estudio sus literaturas, preñadas de antiguas y maravillosas sabidurías, NO DEJO DE CONSIDERARLOS RELIQUIA DEL PENSAMIENTO MITOMANÍACO PRIMITIVO DE LA EDAD DEL HIERRO Y MEDIEVAL, E IGUAL DE DOGMÁTICOS QUE EL CRISTIANISMO, PERO CON DOGMAS A LA INVERSA, QUE ES POR LO QUE LOS RECHAZO, PORQUE NO ME CUADRA DOGMA ALGUNO, DE NADIE. Aclaro lo anterior porque NO SOY NEUTRAL Y ME GUSTA QUE NO SE ME RECLAME LUEGO DE DÓNDE ESTOY PARADO. Hecho lo cual, voy a mi punto: Todo el artículo muy bien, hasta podría yo firmarlo de tanto que lo suscribo. Salvo por SU MISMA BASE E INICIO: Que si algo debe caracterizar a su Orden es la ausencia de maniqueísmo. ¿Y los pisos ajedrezados, qué?¿Y toda su enseñanza discreta y aún secreta sobre la Luz y la Oscuridad, la Conciencia y la Ignorancia, la Evolución y las fuerzas regresivas, el progreso y la reacción, la Voluntad y el coeficiente de fricción etc., etc., etc.? ¡Si hasta un grado llamado Gran Maniqueo tienen, y el profeta Manes ocupa un lugar más destacado que el de Jesucrito pero tanto como el de Noé ó el Osiris en la literatura doctrinal masónica, y más aún en la histórica! Por favor, ése si es un "lapsus" de proporciones oceánicas: Que su Orden no debe ser Maniquea. Entonces sería Monista, y vedantina, no la masonería,la cual, en cualquiera de sus Orientes y Ritos, hasta en la pedagogía de sus prosélitos POR FUERZA HA DE SER MANIQUEA. Y como la base e inicio del artículo es algo erróneo y no muy pensado, todo lo demás CAE POR SU PESO. Aunque esté muy bien escrito. Mejor trate de llegar a las mismas conclusiones, que se puede, desde otras premisas que el "no maniqueísmo". Mucho le sugiero a Kant en su "Crítica de la Razón Práctica", cuando habla de los orígenes convencionales de los ordenamientos morales y a Otto Von Vaihinger en su "Tratado de los Como Si" (Traktatus Vom Als Ob). Ninguno de los cuales era masón, pero como ambos eran deístas y muy racionales, muchísimos masones los leen. Aparte, en vida, ambos filósofos se llevaron muy bien con la Masonería y tuvieron muchos amigos masones, pero, dejaron escrito, uno y otro se negaron a entrar jamás a las Logias -pero ni de visita- por rechazo a los dogmas masónicos, no en su contenido SINO POR SER DOGMAS. Vaihinger llega a decir que comparte con los católicos NO QUE LA MASONERÍA SEA UNA ANTI-IGLESIA, SINO QUE QUIERE HACER DELLIBRE PENSAMIENTO INSTITUCIONALIZADO UNA NUEVA IGLESIA, y que éso él lo rechaza. Como yo. Si alguien es masón, forzosamente comienza por ser maniqueo. O ha ingresado mintiendo y no toma en serio lo que le enseñan. Max Brannon, desde San Salvador, El Salvador.

    ResponderEliminar
  3. Al contrario de ti QH pienso que muchas de las ideas del Maniqueísmo estan presentes an la masonería, simplemente una de las ideas del Maniqueesmo ocila sobre la rivalidad entre Luz y Oscuridad, entre el bien y el Mal en liberar la Luz de la materia,¿Te suenan estas ideas familiares? Sólo observa el ajedrezado.

    Resibe un TAF

    ResponderEliminar